Análisis de tecnologías contra el COVID-19. Informe AEPD

La tecnología supone una gran ayuda contra la lucha del COVID-19; pero, ¿cómo afecta el uso de esta tecnología a nuestra privacidad? Las tecnologías aplicadas en distintos tipos de Apps pueden tratar desde datos de geolocalización hasta datos de salud y datos biométricos. Estos datos ya sabemos que son catalogados como sensibles, por lo tanto, se hace imprescindible valorar las amenazas que implica su tratamiento y los beneficios (o no) que pueden suponer.

La AEPD ha realizado un análisis preliminar de algunas de estas tecnologías, evaluando si suponen una amenaza para la privacidad o si por el contrario aportan un beneficio importante en la gestión de esta crisis sanitaria mundial.

Geolocalización de los móviles por los operadores de telecomunicaciones

En este tipo de Apps, los operadores de telefonía móvil proporcionan información anonimizada de la ubicación de sus usuarios, pudiendo facilitarla a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado si así lo requieren mediante Orden Judicial. Durante este período de crisis, el Gobierno y la Comisión Europea han solicitado que les proporcionen este tipo de información anonimizada para ver los movimientos de la población (ya analizamos este tipo de Apps hace unas semanas en “Pandemia y geolocalización”).

¿Puede suponer una amenaza para nuestra privacidad? En principio, la anonimización no representa amenaza si se realiza de acuerdo con los principios de la normativa de protección de datos. Siempre se puede dar algún tipo de brecha o ciberataque, pero esto ya sucedía antes de la pandemia.

¿Y aporta beneficios? Puesun buen momento en que podría ser útil este tipo de tecnología sería en una manifestación: ante la situación actual, si se usaran datos anonimizados de geolocalización para observar los movimientos de los usuarios, podrían ofrecerse datos de aglomeraciones y poder intervenir y, de esta forma, garantizar la no propagación y el control de la epidemia (se requeriría la posibilidad de que la policía pidiera la reidentificación en determinados casos conforme a los criterios establecidos por las autoridades sanitarias).

Datos de geolocalización por parte de redes sociales

El uso de estos datos por parte de grandes proveedores como Facebook o Google no es solo a causa de la pandemia ya que las direcciones IP desde las que accedemos a Internet pueden ser conocidas por estos mediante cookies en cualquier momento.

¿Puede suponer una amenaza para nuestra privacidad?  Su uso puede suponer una amenaza si se suma con información personal derivada de la actividad en los perfiles de usuario o se toman acciones sobre sus perfiles. Las condiciones de uso y las políticas de privacidad de estos servicios no son una base jurídica adecuada para realizar estos tratamientos.

¿Y aporta beneficios? Las autoridades sanitarias deberían evaluar si la información que pueden proporcionar mejora la actual mediante los operadores telefónicos y siendo el Ministerio el que pudiera definir las estrategias de prevención y control en la aplicación de estas tecnologías; sin embargo, concluye la AEPD, que el uso de estos datos no supone un beneficio en la lucha contra el COVID-19.

Aplicaciones, webs o chatbots

Se han creado webs, apps y chatbots que realizan tests de preguntas y respuestas, consultas de información e incluso registro de citas para servicios sanitarios.

¿Pueden suponer una amenaza para nuestra privacidad? Las amenazas que pueden suponer estas Apps residen en la rapidez con la que salen al mercado, pues pueden no ser configuradas con las medidas de seguridad adecuadas para proteger la tipología de datos con la que estamos tratando.

¿Y aportan beneficios? Si están bien configuradas y tienen medidas de seguridad adecuadas pueden resultar muy beneficiosas pues acercan la información y servicios de salud a sus usuarios y descolapsan a otros servicios (como el telefónico, para todos aquellos que no saben usar las tecnologías).  

Covapps o apps de información voluntaria de contagios

Son aplicaciones de iniciativas ciudadanas que pretenden hacer mapas y estadísticas de propagación del COVID-19 a partir de datos proporcionados voluntariamente por los usuarios.

¿Pueden suponer una amenaza para nuestra privacidad? Sí, puesto que, ante el tratamiento de datos que realizan, pueden producir conclusiones que pueden llegar a estigmatizar determinadas zonas, como, por ejemplo, barrios con alto nivel de infección o zonas tóxicas y utilizar dichos datos de forma maliciosa, proporcionando información falsa o manipulada para beneficiar o perjudicar al conjunto.

¿Y aportan beneficios?  Las conclusiones proporcionadas por estas Apps pueden no ser fiables, así que siempre es mejor el uso de la información de páginas y aplicaciones oficiales.

Contact trace apps

Son aplicaciones de seguimiento de contactos mediante Bluetooth y permiten que se guarden, de forma anonimizada, los datos de la tarjeta de la gente con la que se ha estado físicamente y, si alguno de ellos tiene el virus, informar mediante esta aplicación a los contactos con quien también se haya estado en los últimos días y las medidas a tomar. Los gigantes Google y Apple ya se han aliado para ofrecer una solución de seguimiento o contact trace usando sus sistemas iOS y Android.

 ¿Pueden suponer una amenaza para nuestra privacidad? El tratamiento de la información no solo afecta al usuario de la aplicación sino también la de todos los terceros con los que ha estado en contacto, por lo que este tratamiento ha de cumplir los principios de protección de datos y, una posible falta de robustez en los protocolos de encriptación y anominización puede llegar a provocar que se asocien los datos personales (personas y su número de teléfono) y con ello que una empresa poco ética utilice esos datos o que se produzca un ciberataque.

¿Y aportan beneficios? Para que el uso de esta aplicación aporte beneficios es necesario que el 60 % de una población lo realice, se efectúe una declaración responsable de la situación personal de infección y hay que disponer de acceso a tests. En la situación actual de nuestro país, de momento, no parece que vaya a tener mucho éxito a corto plazo como estrategia global de lucha contra la pandemia.

Pasaportes de Inmunidad

Algunos países han considerado el uso de una app que disponga de la información sobre si la persona ha superado o no el virus, mostrando en una pantalla un código de colores o un código QR para que un vigilante o un sistema de control de acceso pueda dejar pasar o no al portador.  

 ¿Pueden suponer una amenaza para nuestra privacidad? Estas aplicaciones tratan datos de salud y pueden sufrir ciberataques, cruces de datos, incorporación de metadatos, lecturas remotas o simplemente no estar al alcance de muchas personas que no pueden usar teléfonos inteligentes.

¿Y aportan beneficios? Los beneficios de apps para certificaciones o registros de salud, que los mantuviera actualizados, seguros e interoperables, tendrán cierta utilidad en ámbitos concretos, pero estamos lejos de alcanzar que dicha aplicación esté para la totalidad de la población. En nuestro caso, la manera sería que el sanitario proporcionase al usuario un certificado en papel o cualquier soporte de baja tecnología para que lo mostrara cuando le fuera requerido junto con su documento de identidad.

Cámaras Térmicas

Se están usando para llevar a cabo la toma de temperatura.

 ¿Pueden suponer una amenaza para nuestra privacidad? Su uso conlleva el tratamiento de datos de salud y biométricos por lo que su uso puede suponer un riesgo de discriminación, estigmatización y tal vez difusión pública de datos de salud, el conflicto con aquellas personas entiende la medida como una agresión a sus derechos y riesgo de fugas de información sensible. Por ello, su uso debe llevarse a cabo bajo una finalidad muy marcada e informada a los usuarios. La toma de decisiones de acceso o no acceso al usuario debe ser mediante personal cualificado y siguiendo las normas de sanidad.

¿Y aportan beneficios? La fiebre es uno de los síntomas clínicos más probables asociados a un infectado sintomático de Covid, pero también hay infectados asintomáticos y es un número elevado. La utilización de estos sistemas podría crear una falsa sensación de seguridad que facilite el contacto con personas realmente infectadas, según la AEPD.

La AEPD concluye que nuestro país se encuentra en un punto de inflexión crítico, no solo debido a la situación de pandemia, sino en relación con nuestro modelo de derechos y libertades. Además, recuerda que la utilización de la tecnología debe ser entendida en el marco de un tratamiento de datos personales con un propósito claramente definido. Cuando este propósito es la lucha contra el Coronavirus, el tratamiento de las tecnologías de la información se ha de implementar junto a una estrategia coherente basada en evidencias científicas, evaluando su proporcionalidad en relación con su eficacia, eficiencia y teniendo en cuenta de forma objetiva los recursos organizativos y materiales necesarios y, hay que ser especialmente cuidadoso a la hora de tomar medidas que pueden tener consecuencias irreversibles que puedan estar guiadas únicamente por la urgencia, el miedo o, lo que es peor, otros intereses.

Como siempre, si tenéis cualquier duda o consulta, no dudéis en contactar con nosotros.

El Equipo de PymeLegal.